viernes, 23 de febrero de 2018

Futbol = VIOLENCIA

¿En qué nos hemos convertido? ¿Cómo podemos pasar página y obviar algo tan gravísimo como lo que ocurrió anoche en Bilbao? Unos ultras, seguidores de un equipo de fútbol que jugaba en el estadio de San Mamés, provocaron la muerte de un ertzaina* en el transcurso de sus enfrentamientos con los hinchas del equipo contrario.

¿Hemos aceptado ya la violencia como fondo de pantalla? ¿La hemos integrado como parte del paisaje de nuestras vidas? Yo me resisto a creer en ello.

¿Nadie se da cuenta de que NO vamos por buen camino?

Hoy es un día triste y me temo que vendrán muchos más si no nos comprometemos seriamente a acabar con esto, a poner de nuestra parte, a no subirnos al carro de la violencia o, si ya estamos en él, bajarnos de una vez.

En esta ocasión, en el caso de la violencia en el futbol y en torno a él, tienen una enorme responsabilidad los clubes pero es que también la tienen los medios de comunicación y la tenemos nosotros, como ocurre en el resto de nuestro ámbito social y humano.

Hay que hacer algo, hay que hacer mucho y tenemos que hacerlo YA.

¡¡ BASTA YA DE VIOLENCIA !!

(*) Sufrió un infarto cuando hacía frente a los hinchas que tiraron una bengala junto a él, según unas fuentes, o contral él impactándole en el pecho, según otras.

jueves, 8 de febrero de 2018

Cortina-Mont

Sospecho que no soy el único en este país, y alrededores, que está ya hasta el gorro de escuchar el apellido Puigdemont en todas las noticias, leerlo en los periódicos y redes sociales y soportarlo en las tertulias. Sería gracioso descubrir que todo esto no es más que un montaje macro-tocho mediático para mantener activa una extensa cortina de humo que oculte durante meses problemas tan gordos como la corrupción política que se extiende desde el norte hasta el sur de esta España cuyo gobierno no tiene claro, aparte, qué va a hacer con el paro y la precaridad laboral, cómo acabar con la violencia entre géneros, qué hacer para pagar nuestras futuras pensiones, etc, etc, etc, etc, ...