jueves, 28 de septiembre de 2017

Cutrez volante

Ya lo decía mi prima, "lo barato siempre sale caro", y mira tu por donde, ahora le ha tocado a la cutre línea aérea Ryanair (por desgracia, he volado con ellos y hablo con conocimiento de causa): aviones estrechos, mal acondicionados, restricciones abusivas en el equipaje, sobrecostes absurdos, terminales de salida/llegada en remotos rincones del aeropuerto, desplazamiento hasta el avión y desde éste por la pista del aeropuerto, etc. No me alegro del mal ajeno pero si de que por fín haya estallado una de las burbujas del recurrente y lucrativo negocio Low Cost tras el que se esconde, en un porcentaje preocupante*, mucha basura (productos de baja calidad, contratos precarios, etc).

(*) sobre todo cuando se juega con la vida de las personas.

No hay comentarios: