viernes, 23 de febrero de 2018

Futbol = VIOLENCIA

¿En qué nos hemos convertido? ¿Cómo podemos pasar página y obviar algo tan gravísimo como lo que ocurrió anoche en Bilbao? Unos ultras, seguidores de un equipo de fútbol que jugaba en el estadio de San Mamés, provocaron la muerte de un ertzaina* en el transcurso de sus enfrentamientos con los hinchas del equipo contrario.

¿Hemos aceptado ya la violencia como fondo de pantalla? ¿La hemos integrado como parte del paisaje de nuestras vidas? Yo me resisto a creer en ello.

¿Nadie se da cuenta de que NO vamos por buen camino?

Hoy es un día triste y me temo que vendrán muchos más si no nos comprometemos seriamente a acabar con esto, a poner de nuestra parte, a no subirnos al carro de la violencia o, si ya estamos en él, bajarnos de una vez.

En esta ocasión, en el caso de la violencia en el futbol y en torno a él, tienen una enorme responsabilidad los clubes pero es que también la tienen los medios de comunicación y la tenemos nosotros, como ocurre en el resto de nuestro ámbito social y humano.

Hay que hacer algo, hay que hacer mucho y tenemos que hacerlo YA.

¡¡ BASTA YA DE VIOLENCIA !!

(*) Sufrió un infarto cuando hacía frente a los hinchas que tiraron una bengala junto a él, según unas fuentes, o contral él impactándole en el pecho, según otras.

jueves, 8 de febrero de 2018

Cortina-Mont

Sospecho que no soy el único en este país, y alrededores, que está ya hasta el gorro de escuchar el apellido Puigdemont en todas las noticias, leerlo en los periódicos y redes sociales y soportarlo en las tertulias. Sería gracioso descubrir que todo esto no es más que un montaje macro-tocho mediático para mantener activa una extensa cortina de humo que oculte durante meses problemas tan gordos como la corrupción política que se extiende desde el norte hasta el sur de esta España cuyo gobierno no tiene claro, aparte, qué va a hacer con el paro y la precaridad laboral, cómo acabar con la violencia entre géneros, qué hacer para pagar nuestras futuras pensiones, etc, etc, etc, etc, ...

domingo, 31 de diciembre de 2017

2018

 En tiempos de prisas, whassaps por todos los lados y palabras que se lleva el viento, te dejo aquí, por escrito y sobre fondo bien blanco, mis mejores deseos para ti y toda tu familia en este año nuevo que está ya apuntito de llegar y para todos los que le seguirán.

Un fortísimo abrazo!!!!

martes, 7 de noviembre de 2017

NO MORE


Buenos días, a pesar de todo lo que está pasando en el mundo, a pesar de que la violencia predomina frente a la razón, el sentido común y el diálogo en la sociedad actual a lo largo y ancho de nuestra Tierra. Pienso que, en la medida de nuestras posibilidades, tenemos que avanzar por el camino de la paz y conseguir que este mundo sea cada día mejor para tod@s (los que estamos y los que vendrán). No podemos fijarnos en el nefasto escaparate que nos brindan los todopoderosos EEUU, latente ejemplo de violencia injustificable, donde hace unos días ha vuelto a producirse una nueva matanza (26 personas asesinadas por un solo hombre, en Texas).

jueves, 28 de septiembre de 2017

Cutrez volante

Ya lo decía mi prima, "lo barato siempre sale caro", y mira tu por donde, ahora le ha tocado a la cutre línea aérea Ryanair (por desgracia, he volado con ellos y hablo con conocimiento de causa): aviones estrechos, mal acondicionados, restricciones abusivas en el equipaje, sobrecostes absurdos, terminales de salida/llegada en remotos rincones del aeropuerto, desplazamiento hasta el avión y desde éste por la pista del aeropuerto, etc. No me alegro del mal ajeno pero si de que por fín haya estallado una de las burbujas del recurrente y lucrativo negocio Low Cost tras el que se esconde, en un porcentaje preocupante*, mucha basura (productos de baja calidad, contratos precarios, etc).

(*) sobre todo cuando se juega con la vida de las personas.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Votar o No votar

Podría llamarlo de muchas formas pero, con todo mi respeto, me referiré a ello (el choque entre el Gobierno español y la Generalitat catalana por culpa de la Independencia) como "lo de Cataluña". Pues eso, lo de Cataluña podría haberse solucionado antes, a mi humilde entender, si el Gobierno español y el catalán se hubieran sentado a dialogar, negociar, hablar, estudiar, ... con GANAS de solucionar y no haber llegado así al punto en el que nos encontramos ahora todos, sí, todos, porque este es un problema que atañe a todos los españoles, incluidos los catalanes, por supuesto. Incluso me atrevo a decir que no hubiera estado mal una consulta no vinculante hace muchos meses, con todas las garantías legales y el respaldo de la nación española, para conocer la envergadura real del asunto y, así, obrar en consecuencia por la vía del diálogo razonable y la negociación constructiva, y entonces, tal vez, haber planteado un referendum donde votáramos todos los españoles porque Cataluña también es España.
De cualquier forma y a pesar de los desencuentros, no es aceptable, legal ni democrática la imposición que a estas alturas de la película, a pocos días del 1 de octubre, están haciendo una parte de los ciudadanos catalanes sobre el resto de catalanes que no desean independizarse de España.

Ojalá todo esto termine bien, lo deseo con todas mis ganas y por el bien de todos.

sábado, 22 de julio de 2017

Colaterales

Este es un ejemplo más de las consecuencias, mal llamadas "daños colaterales", que puede producir un acto enfocado inicialmente a producir un efecto significativo en una dirección y que termina provocándolo en otra inesperada de forma más contudente que en la originalmente prevista. En esta ocasión se trata de la huelga de examinadores de tráfico para hacer valer sus peticiones de mejora laboral, que está provocando la suspensión de exámenes y la consecuente pérdida de clases por parte de la autoescuelas (un puntilla para muchas de ellas a las que, dada la complicada situación económica que atraviesa el sector, les costará salir a flote después de esto).
No termino de entender, no acepto, un sistema en el que para conseguir algo de A tienes que tocarle las narices a B. Me parece algo de lo más injusto.